Odio ir de shopping

noviembre 06, 2018

SHOPPING  ELIZABETH PEREZ

Odio ir de shopping…

Autora: Elizabeth Pérez 

A todas las Fem’s les pasa; después de pasar horas y horas en el centro comercial probándote prenda tras prenda sin encontrar algo que te termine de agradar, te acaloras en el probador, no te sienta la ropa como la ves en el maniquí, te desesperas, te enojas y terminas diciendo “odio las compras”. Regresas sin nada o, lo peor, con cosas que no te convencieron al mil porciento pero que te aferraste a ellas solo por llevarte algo. Dado lo frecuente de esta situación, te doy 3 tips para no odiar ir de shopping

1. Conócete. No hay mejor tip que conocer nuestras características físicas, pero sobre todo saber qué es lo que buscamos lograr en nuestra silueta, el conocer la estrategia a seguir te ubicará y centrará tu atención en el tipo de prendas que debes buscar al ir de shopping.

El énfasis que hago para conocer nuestro cuerpo es porque sé por experiencia propia que es un tema que evitamos, muchas veces nos cuesta reconocer nuestras fortalezas y debilidades, o nos aferramos a un cuerpo que ya no tenemos o vivimos con la esperanza que algún día cambiará.

Así que te invito a realizar una actividad; obsérvate en el espejo y reconócelo de forma objetiva, no lo ataques, no lo critiques, no lo juzgues, solo obsérvalo y acéptalo tal cual es.

2. No te frustres. Sé que es difícil probarte algo de una tienda de fast fashion y que no te guste como se te vea a pesar de ser una prenda que te favorezca, pero debemos entender que las prendas son realizadas de forma masiva, por ende no siempre tienen un fit adecuado, además, te  comparto un dato más, las marcas de ropa tienen un cierto corte o fit en las prendas que producen, el cual puede favorecer más a cuerpos lineales o curvos; por eso, no debemos frustrarnos: tal vez solo acudimos a las tiendas incorrectas, así que es importante concentrarnos y relajarnos, si no nos queda como queremos no debemos tenerlo en nuestro closet, así que no vale la pena comprarlo.

 

3. Probarse todo, ¿o no? Definitivamente la respuesta es un ¡Si!, ¿crees que los probadores solo están de adorno? No, están para que te pruebes la ropa, para que veas como te luce, ya que, si todos tuviéramos el cuerpo del maniquí o de la modelo, nos luciría igual, pero no; nuestro cuerpo es único y muy probablemente no se te vea como al maniquí, pero no te preocupes, no buscamos que se te vea igual, buscamos que te favorezca.

Y créeme, sé que esta parte es la que más odiamos, que es la que más nos frustra y nos afecta, pero debemos hacerlo porque la prenda no la utilizará un maniquí, la usaras tú. Si no tienes tiempo para probarte la prenda o hay mucha gente en probadores o ya estas agotada pero te mueres por tenerla, deberás ser consciente de que esa compra podría terminar por no utilizarse, ya que es probable que no te quede como esperabas y solo ocupe espacio y robe energía a tu closet.

 

Por último, respira profundo y repite conmigo “las compras son mis amigas”, y esto no significa comprar todo lo que veas, sino comprar piezas que ayuden a mostrarle al mundo quién eres, así que, sin importar la edad que tengas, haz las paces con las compras y aplica estos tips en tu próximo shopping.

 


 

ELIZABETH OVANDO ASESORÍA DE IMAGEN

Elizabeth Perez Hernandez

ELIZABETH OVANDO ASESORÍA DE IMAGEN

FACEBOOK Instagram

 





¡Conoce todas las Novedades de FW!

FW Member

¡Suscribite a Nuestro Newsletter!