LA META SERÁ MEJORAR MIS FINANZAS

septiembre 05, 2018

LA META SERÁ MEJORAR MIS FINANZAS

 

LA META SERÁ MEJORAR MIS FINANZAS

Autora: Ana Haro

Estas últimas semanas, he estado sumamente reflexiva en cuanto a cuidarme en lo personal.

En mi escrito pasado, hablaba de la importancia de tomar un tiempo para ti sin remordimientos; para mi es un tema mayor, tan importante como el financiero. Así que te pregunto, ¿tu como andas en esa área? Como parte de auto cuidarte, las finanzas personales son un must y no debes dejar que este tema te perturbe.

Muchas mujeres constantemente me buscan para pedirme apoyo sobre las malas decisiones monetarias que han tomado a lo largo de sus vidas, esto me entristece y me hace pensar en que tenemos que poner orden, ¡pero desde lo más básico! Muchas toman estas decisiones por amor, por apoyo a sus parejas o inclusive por amor excesivo a ellas mismas; con su mantra personal de “me lo merezco”. Cualquiera que sea el caso, es importante tener una relación consciente con nuestros ingreso y gastos, una vez que dominemos estas dos sencillas palabras aburridas, nuestra libertad financiera se hará posible.

Sigue estos pasos y lograras romper la barrera del miedo cada mes en el momento en el que revises tus cuentas personales.

  1. Piensa antes de gastar.

Pregúntate antes de comprarlo, si ¿de VERDAD lo necesitas? Las compras por impulso son las peores decisiones y a todas nos pasan; aquella lampara Luis XV que se verá increíble en tu sala porque hace match con la fachada de tu edificio: o sea, no: estas en un détox y el día uno es el peor, pero piensa que este tipo de GASTOS son los primeros saboteadores de presupuestos y finanzas, una vez que los haces, no hay vuelta atrás, jamás.

  1. Planea, planea, planea SEMESTRALMENTE.

El “BUDGET” o presupuesto (así se lee menos nice) es muy fácil y se empieza así; has una LISTA, primero escribe gastos fijos o aquellos de los que no puedes prescindir (luz, teléfonos, agua, renta, gym, colegiaturas, doctor, una infinidad que cada una define, porque es muy personal). Debe ser muy realista y debes apuntar todo, no omitas; esos engañitos terminan perjudicando; por ejemplo, la lipoescultura laser a meses claro que entra y más si son ¡24 meses o cuotas sin interés!

Todo esto es un gasto (cuando haces la suma, el mundo se cae). Pero es ahí donde empiezas a identificar la importancia de no HACER pagos tontos ni cumplir caprichos, tu mundo colisiona y sabes que ya NO DEBES HACERLO MAS. Aparte, debes destinar una cifra para imprevistos. Tu pones el porcentaje que quieras… Ojo, si el “GASTO” supera el INGRESO, tenemos un problema. HOUSTON, estas gastando más de lo que ganas, ¿explícame como le has hecho tanto tiempo… uuuumhhh? ESTA BOMBA VA A EXPLOTAR y no tendrás control sobre ello.

  1. Paga tus DEEEEUUUUDDDAAASSS…

Rule number one de este párrafo: adiós gastos hormiga, (Starbucks, chicles en la esquina, heladito del Oxxo, cigarros, una infinidad) todo aquello que no tenías contemplado en tu presupuesto es gasto HORMIGA y es más peligroso que las hormigas de fuego mexicanas que te mandan al hospital. ¿Multiplica los veinte pesos X 30 días? ¡OOOOUCHHH! Estas perdiendo, y no lo hagas, es una pena que no tengas autocontrol. Si usas tu crédito (tarjetas), paga puntual y no rebases tus límites, no le hagas caso a los límites que preestablece el banco, ¡ellos lo que quieren es que caigas para que sea un cuento de nunca terminar! Si sigues las reglas de tu presupuesto al pie de la letra, sabrás en qué meses puedes gastar la cantidad que estipules y definitivamente en cuáles no. Ni hablar: rules are rules…

  1. Incrementa tus ingresos.

Si tienes la posibilidad de crear nuevos ingres o extras ¡esta de lujo¡, a nadie le cae mal plata extra, pero no significa que porque lo tienes lo debes gastar. Utiliza de manera inteligente tus ingresos y destínalos tal vez como excedente a un ahorro que en un plazo de doce meses te llene de alegría. En tu presupuesto puedes futurear, es decir decidir cuando utilizar este dinero o que propósito darle, no hay nada como saberte segura y apapachada, y que mejor que tú misma le des ese abrazo a tu alma. Así de simple, yo mis ingresos extras los auto-ahorro en el colchón como a la antigua, fijo una meta clara del regalo que me quiero dar a mí misma. No me lo creas, pero me he sorprendido de mis posibilidades de ahorro y del potencial que se forja energéticamente hasta para generar nuevos negocios. Ahorrar es indispensable y es una responsabilidad nuestra, como mujeres lo traemos en el DNA. Solo date oportunidad de hacerlo y te aseguro que te sorprenderás a ti misma muchas veces, y crearás autoconfianza. Vamos, a quien no le gustaría irse de viaje a Paris y ¡sentirse como reina! Y qué mejor que te lo regalaste, de ti para ti, sin dar explicación a nadie.

  1. PROFUNDICEMOS EN EL AHORRO y su importancia.

El 10% de tus ingresos mensuales, semestrales o anuales, deben ser destinados al ahorro. Suena de lo más cool y sencillo, pero ¿hazlo?

Vamos, te reto. Y es precisamente porque no tenemos el hábito de presupuestar, que no sabemos que nos depara el futuro financiero. Es por eso que mi técnica del sobre es vital: una vez que te llega la quincena (en México) cheque, transferencia, como le llames, inmediatamente separa el equivalente al 10% de esa cantidad y ponlo en el cajón del olvido, que se abre hasta la siguiente quincena, y así sucesivamente; al final de un periodo de, digamos, doce meses, tendrás una cantidad considerable que no tenías contemplada y que te llenará de ¡EMOCION!  OJO… esta cantidad no es para gustitos culposos a final de un periodo, esto es ahorro, y al final del periodo decides si lo metes a una cuenta bancaria, a un fondo de ahorro o si lo sigues guardando bajo el colchón. Esto es tu futuro, cuídalo como la rosa más hermosa y fina, de eso vivirás, muy probablemente, en veinte años.

Conclusión.

MANTRA DE VIDA anti-estados de cuenta con dientes de VAMPIRO que te chupan la sangre y la vida.

“No gastes más de lo que tienes o de lo que PUEDES PAGAR”, guarda los recibos para que cada “x” tiempo revises y tengas control de tus gastos, usa las T.C. a tu favor, no son dinero extra, ejemplo: no es “traigo 5000 pesos Y tarjetas de crédito”; tachen, super mal: las tarjetas no son extra a tus ingresos, son un préstamo temporal que debes cuidar, y que SI SI SI te sacan de problemas cuando estos surgen, o sirven en emergencias que deben tratarse de inmediato.

Estos simples consejos no son para hacerte un control Freak de tu dinero, son para que empecemos a tomar conciencia. Para llegar a una libertad financiera plena, debe haber un equilibrio, y ninguna nacemos sabiéndolo, lo vamos aprendiendo, y qué mejor que aprenderlo sin que nos metan tantos golpes. El dinero es energía y si trabajas tanto en producirlo, cuídalo para que rinda y fructifique como todo lo que tú haces.

 


Ana Haro

Hola FEM! Soy Ana Haro!

Me encanta viajar, conocer nuevas culturas, formas de pensar, sabores, colores. Me ilusiona un buen libro, una buena charla y rodearme de personas valiosas que pueden ayudarme a aprender y superarme.

En mis ratos libres se dice que trabajo y estudio un maestro en alta dirección y finanzas. 

Mi historia es simple, 14 años de experiencia en el mundo empresarial, con gusto comparto contigo todo lo que soy y sé. 

Más información sobre Ana:

http://linkedin.com/in/ana-cecilia-haro-294a4a99

Haroanac@gmail.com

 





¡Conoce todas las Novedades de FW!

FW Member

¡Suscribite a Nuestro Newsletter!