LA DEPENDENCIA DE LAS CHUCHERÍAS

agosto 19, 2018

FW BLOG DALIA CASPI

LA DEPENDENCIA DE LAS CHUCHERÍAS

Autora: Dalia Caspi

Cuando sentimos hambre, ansiedad o alguna preocupación, lo primero que se nos ocurre es comer alimentos chatarra o chucherías:   la publicidad de comida chatarra funciona muy bien. El azúcar y los antojos salados son los más cotizados. Los alimentos procesados contienen sabores cuidadosamente diseñados para desarrollar una adicción en el cerebro. Esto se puede notar en los sabores y la consistencia, los cuales, son creados para NO saciar el hambre y para dar gusto a los antojos. 

Los fabricantes de alimentos chatarra han tomado la ciencia del sabor a niveles extraordinarios, utilizan ingredientes artificiales para producir deliciosos snacks que podrían seriamente confundir y engañar al metabolismo del cuerpo. Las investigaciones muestran que los padres que alimentan a sus niños en edad preescolar con alimentos chatarra con altos niveles de azúcar, sal y grasas no saludables, ocasionan un impacto duradero en sus preferencias de sabor y así provocan cada vez más deseo por consumirlos. El consumo y la dependencia de estos alimentos procesados son algunos de los factores principales que aumentan las tasas de obesidad y enfermedades crónico- degenerativas; muchas personas que llevan una alimentación saludable tienen problemas para mantenerse alejadas de las papas y la comida chatarra.

El científico de alimentos Steven Witherly ha estudiado el gusto y el sabor adictivos. En su informe: "Why Humans Like Junk Food", (¿Por qué a los seres humanos les gusta la comida chatarra?) él revela por qué a las personas les encantan las papas fritas: se debe a la combinación de los siguientes factores:

  • Contienen una gran cantidad de sabores juntos "disoluciones gustativas activas", que incluyen sal, azúcar, glutamato monosódico y otros.
  • Los condimentos crean una respuesta de alta salivación, lo que produce más hambre.
  • Son carbohidratos simples que se transforman rápidamente en azúcar, así causan dependencia y placer.

La solución es sustituir los alimentos procesados por comida casera, hecha con alimentos reales, sin procesar, y así promover una nutrición óptima. Esto eliminará automáticamente de la alimentación los azúcares refinados, la fructosa procesada, los conservadores, los colorantes, otros productos químicos poco sanos y muchos ingredientes adictivos, así se permitirá que el cuerpo dependa menos de estos productos dañinos. Como resultado, ya no tendrás deseos de alimentos azucarados.

Algunos consejos para logarlo:

  • Evita estos "deliciosos alimentos" llenos de azúcar refinada, de fructosa procesada, de glutamato monosódico GMO, etc. Sustitúyelos por miel de abeja, barritas de amaranto, galletas de arroz; semillas como almendras, nueces de la india, semillas de girasol, etc.  Sin azúcar añadida.
  • Consume tres veces al día proteínas de origen animal o vegetal, es decir, desayuna, come y cena con alimentos como huevo, carne, pollo, pescado o frijoles; habas lentejas, garbanzos, etc. Esto te ayudará a estar más saciado y no tener necesidad de llenar huequitos con chucherías. 
  • Ejercítate, si es posible a diario; el ejercicio baja los niveles de estrés y nos ayuda a desintoxicarnos de los alimentos poco saludables.
  • Toma suficientes líquidos naturales, consume mínimo ocho vasos de agua natural o infusiones de té durante el día. 

 


Dalia Caspi FW Member





¡Conoce todas las Novedades de FW!

FW Member

¡Suscribite a Nuestro Newsletter!