Vida Emprendedora

febrero 01, 2018

Vida Emprendedora

Vida Emprendedora

Por Ana Charo, fundadora del blog POWEN. 

Detrás de una empresa exitosa, siempre hay una gran mujer

¡Antes de tocar base con temas sumamente divertidos como el ABC de emprender (créanme, emprender en México es lo mejor que te puede pasar) y no! No soy sarcástica, México es tan desafiante que te enamoras perdidamente de él, con todas sus virtudes y desventajas, porque aprendes como loca y a pasos agigantados.

Ahora bien, hablemos de “LOS ERRORES” y porque es bueno cometerlos. Hace unos meses leyendo una entrevista en sitio entrepeneur a Sophia Amorouso, autora de girlboss y creadora de girlboss media, me llamo mucho la atención la seguridad de sus palabras, su determinación sobre a dónde va y el camino a recorrer, en esta entrevista habla sobre los errores al emprender y cual es adorno que le hace a tu vida como jefa cuando los cometes, hablaba de no tener miedo, enfrentarlos y sobre todo fallar, fallar muchas veces, escuchar historias de éxito basadas en el fracaso y como superarlo sí que alienta.
¡Chicas, aprendamos del error! En lo personal también he tocado las feas fauces oscuras del error y del fracaso, pero me han hecho crecer y madurar de una manera fuerte, con pasos firmes.

¿Error y Fracaso? ¿Bajo qué descripción te retumban estas dos palabras en la cabeza? Digamos que podrían estar relacionadas, pero ahora te lo digo, no tienen nada de malo y agárrate muy bien de donde quieras, porque pasan y pasan mucho, ahora bien, el tema central es no perderse en el camino y enfocarnos de una vez más profesional a todo que te hagan, madurar y llegar al éxito en lo que hagas. Veamos, ¿qué significa aprender de los errores cometidos cuando emprendemos como mujeres? Las mujeres tratamos de ser “perfectas” en los distintos ámbitos, no solamente somos muy exigentes en lo personal, también en lo laboral. Queremos llegar al hogar y que todo esté perfecto, además de lo físico y la imagen. Esta perfección en tantos ámbitos es una gran autoexigencia. Mostrar que algo no salió como uno esperaba genera en la mujer una sensación negativa ante la mirada de los demás. Más que miedo al fracaso, hay algo del orden de la vergüenza. Y de un sentir muy común entre algunas mujeres, que es el sentido de “no ser suficiente”.

Si yo te pusiera en letras rojas para llamar tu atención, que piensas cuando lees este párrafo de Ale March:

“El trabajo afecta al hombre más en su hacer, mientras que a la mujer la afecta más en su ser. Un hombre que vuelve de trabajar a la noche cuando sus hijos ya están durmiendo no pone en juego su valía como padre. Pero para una mujer esto es inconcebible, porque además de un sentimiento de fracaso la asalta el miedo a ser juzgada o criticada por “abandonar” a su familia. ¿Pensáis que es así?” ¿No te deja helada esta reflexión? Nuestra autoexigencia esta mas arriba de la media y definitivamente esto no debe ni puede ser.

Error número 1, Los grandes emprendedores y después empresarios masculinos tienen muy claro eso en la cabeza y pareciera que lo traen adherido al ADN en su mayoría, como en las Vegas baby, lo que pasa en el negocio se queda ahí y le pones un horario, te quitas la ropa de ejecutiva a cargo del mundo que salvar y llegas a tu casa con el traje de mujer, madre, esposa, sin miedo a ser juzgada, fíjate, que importante es hacer esos pequeños cambios orgánicos al chip, ¿correcto?

2. PERFECCION, SI hablamos de mujeres es hablar de intensidad y de una incansable búsqueda a la perfección, novio perfecto, esposo perfecto, boda perfecta, casa perfecta, niños, oficina, área laboral, juntas y al final YO, perfecta también, pero al final de la cadena, francamente esto no puede ser y es que vivir bajo el yugo de la perfección significa vivir bajo el estrés continuo y la verdad ¿a quien le gusta ser la perfecta estresada, yo pienso que a nadie, así que reflexionemos sobre esto.
La búsqueda de la perfección no permite aprender del error, y mucho menos cuando no se pide ayuda. Es algo que hay que incentivar más a las mujeres: pedir ayuda, pedir consejo, un espacio para conversar y para “mentorear” en las organizaciones. Si nosotras no podemos compartir lo que nos está pasando es muy difícil salir de ese lugar. Pero además, las estadísticas revelan que incluso cuando la mujer está en un área de conocimiento no particularmente femenino, como ciencia o tecnología, es juzgada mucho peor si se equivoca o si toma una decisión que no es la mejor. Está más expuesta a miradas reprobatorias que un hombre. Lo que hay que considerar es que la mujer tiene una mirada más holística, en cuanto a considerar no solamente los números sino también a las personas. Y eso es una oportunidad para las mujeres para liderar diferente a los hombres, ni mejor ni peor. Hoy, lo bueno es que una mujer puede acceder al liderazgo con sus capacidades y miradas sin tener que masculinizarse, ESTAMOS HABLANDO DE MOVIMIENTOS REALES, ¡COMO TENER TU PROPIA EMPRESA!

3.Ya hablamos mucho del error, pero ¿dónde queda el fracaso? Como lo sobrellevo después de cometer talvez un error que tuvo consecuencias paranormales, tantas que hasta los muertos vivientes se van corriendo del susto… El fracaso y el miedo van de la mano y francamente hay que perderles respeto, me refiero a que hay que perder el miedo, si, ¡al miedo y al fracaso por DIOS! si no arriesgas no ganas y eso es un definitivo al 100% uy si, lo dices y escribes muy fácil, pero realmente ¿cómo se le hace? ¿cómo pierdo el miedo a hacer eso que tanto me gusta y que sé que sería un éxito total, porque de raíz me apasiona y me hace soñar despierta?
El miedo particularmente nos indica que interpretamos que no contamos con los recursos suficientes (materiales, habilidades, conocimiento, etc.) para afrontar una determinada situación. Por eso es por lo que, más que ocultarlo o perderlo, lo interesante es ante todo ACEPTARLO y luego entender qué nos está informando. Porque si tengo una emoción y me peleo con ella no tengo un problema, tengo dos.

Hay que empezar a hacerse algunas preguntas: a qué le estamos teniendo miedo en particular, qué nos preocupa a la hora de emprender un negocio: ¿que no tengamos el dinero, la capacidad, o que si lo hacemos y nos va mal eso va a afectar nuestra imagen o nuestra economía? Muchas veces el miedo es imaginario, pero otras, nos puede estar avisando que no tenemos una determinada habilidad o recurso.
Hablarlo, y no necesariamente en un evento ante 500 personas, sino con gente de confianza, más preparada que una, me refiero a mayor experiencia, o a veces uno enfoca la idea hablando de ella, le toma otro sentido si alguien lo ve desde otra perspectiva, es un MUST y ayuda a desmembrar escenarios e ideas: qué pasaría si lo hago, que pasaría si no lo hago, etc. Ayuda descomponerlo en partes, entender el mensaje, deconstruirlo. Esta es de mis técnicas más infalibles y gracias a ellas he encontrado equilibrio y balance a la hora de hablar de estos temas, tengo muy claro que para hablarlo hay que predicar con el ejemplo, imaginen, vaya consejera espiritual y no le reza a ningún santo jajaja, eso NO, ¡NUNCA!
Si de clavarse con temas de negocios se trata, me en galardono sola, mi mayor meta cuando pienso esto es escuchar a Alejandro Magno decir “divide y vencerás”.

4.Pensar que la NUESTRO INSTINTO FEMENINO… ES BASURA, hablando de energía y espiritualidad en los negocios, jamás pienses que debes pensar siempre desde una perspectiva masculina 100% atea y de escepticismo, la verdad es que (y lo hemos experimentado en alguna ocasión) al momento que estas frente a un negocio como JEFA total, absoluta sin Democracia, ponemos trabajar órganos corporales que se incorporan a este plano de manera mágica e inmediata, y si me refiero al cerebro, usarlo es saludable y no duele, dicen los que saben que usamos al 8% nuestra capacidad cerebral, la verdad no se si creer, pero lo que si estoy segura es que las mujeres tenemos aparte un Don mágico llamada instinto, entonces hablando de errores, jamás pases por delante el hecho de que nosotras tenemos esa cualidad sumamente desarrollada y es que es natural, la evolución nos ha agudizado el instinto de todo, entonces super FAIL si decides omitirlo o mandarlo al sótano a dormir, en mi experiencia siempre he tenido esa eterna curiosidad de que el instinto esta entrelazado con la energía que fluye, entonces nuestra pequeña conciencia nos dirá siempre hacia donde ir y como hacerle, basta con relajarnos y dejar que nos hable. Déjate llevar un día y veras que haces maravillas.

5. No todos los errores ni todos los fracasos nacen igual, y por ende, no son lo mismo. Qué te quiero decir con esto, que jamás te desalientes, el hecho de que haya tomado una decisión incorrecta que conllevó a un error y por ende a un posible fracaso, no significa que ahí pares, ¿Qué interesante analogía no? El 19% de las mujeres en mexico (mexicanas y extranjeras) “abortan la misión” en su primer fracaso, y es muy triste porque si hablamos del cifras, en Mexico (Mexicanas y extrajeras) el 51% de la población es femenino, el 34 porciento pertenece a la fuerza laboral de este país, pero solo el 20% emprende o es propietaria de su propio negocio, imaginen entonces que el 19% decida parar sus ideas, porque no pudo hacerle frente a sus errores y posibles fracasos, es increíble y simplemente no debe ser, el error típicamente alude a que hay algo equivocado, claro. Cuando existen maneras y técnicas para hacerlo correctamente, pero se hace distinto por desconocimiento, o porque no se tienen las competencias o las habilidades o bien no se respetó la misión, visión y valor de tu negocio, eso es más que común y otra vez, hay que ser consistentes y congruentes, a esto se le llama error, de equivocación. Por eso es tan necesario entender las causas y aprender del error para que no vuelva a suceder.
Instruirse lo mas que puedas y entender que entender a las grandes ligas de los negocios, más que preparación y contratar expertos carísimos y mentorías interminables es experiencia y tal cual comenzamos hablando, solo la adquieres cometiendo errores y pasando por fracasos.

Mi mensaje principal y que quiero que captes es el siguiente: No importa jamás cuantas veces tengas que empezar, llorar, sentirte cansada, sin el apoyo correcto, de otro planeta, que hablas en chino mandarín; jamás dejes de creer en ti y en tu confianza personal, y para que te quede más que claro, alguien más podría estar desarrollada la misma idea y probablemente la saque a flote y la vuelva exitosa, piénsalo así y que sea tu motos, nunca te permitas el haber dejado de soñar por miedo a la vergüenza, al error o al fracaso.

UN BESO… Ana

#emprendiendo #emprender #errores #fracasos #VidaEmprendedora #TodasSomosFemWork





¡Conoce todas las Novedades de FW!

FW Member

¡Suscribite a Nuestro Newsletter!